jueves, 31 de diciembre de 2009

Decisiones... que no se pueden elegir...




Asì en la web, como en la vida, como en la familia, como en...
Elegís comunicarte pero... del otro lado no hay nadie...
Elegís comunicarte pero... no hay señal en el celu de la empresa que tiene mayor alcance...
Elegís comunicarte pero... al otro le robaron el celular...
Elegís o necesitás comunicarte pero... la ambulancia no llega... y aunque tengas el dinero y una empresa privada tenga varias estacionadas si no sos afiliado del PAMI no se hacen cargo del paciente, sea un niño o un anciano con la presión por las nubes quien lo necesita...
Elegís comunicarte pero... los de arriba te pinchan el cable de Fibertel pensando que es la TV por cable... y cuando arriba tenés muchos pisos y los de arriba aumentan por la temporada... y si a eso le sumás que nunca te dan la velocidad que pagás.. y si...
Elegís comunicarte y visitar blogs amigos, pero... el pendorcho (módem) es más lento que una carreta y no podés siquiera llegar a abrir tu blog, o tus comentarios, o tus mails, o... y eso que estás pagando el mejor servicio por tiempo ilimitado de navegación y... eso sí, nunca se corta pero tampoco funciona bien....
Elegís comunicarte, pero...
Y algunos se ofenden porque llegás poco a sus sitios, porque ahora que tenés tiempo ni siquiera podés responder los mails... y muchas veces ni por el reader podés leer...
Elegís comunicarte, pero... estás en el tercer mundo... y a veces en el tercero del tercero...
Y mientras algunos se espantan por los precios, o por la gente que queda varada en un aeropuerto, o porque había una mosca en la sopa... vos estás en otra, mirándote el ombligo como una reverenda egoísta, preocupada porque en un sólo día se descompuso una tía mayor y nadie se hacía cargo, a tu sobrina le robaron el celular que utiliza para trabajar, y tu sobrino pasó 15 horas tratando de sacar el agua que entró a su casa (después de añares de pagar obras mal realizadas)... y ves en la tele que pasó en muchos barrios, y en ciudades enteras y el último sábado del mes resulta inolvidable...
El domingo? el lunes?... una sonrisa de oreja a oreja, porque hay que sentirse feliz por estar vivo y...
aunque pasen los días y te siga doliendo la cabeza como si mil rayos se hubieran empecinado en recorrerla, aunque te duelan los hombros, aunque no te tengas ganas de levantarte, aunque....
una sonrisa de oreja a oreja... estamos festejando, no? aunque estemos en vaya a saber qué categoría de mundo...
Y tomás decisiones... terminás apagando la compu, apagando la luz... y se van apagando las ganas... y... quien quiera oir que oiga... prefiero acovacharme...
Lirium*
*