domingo, 16 de mayo de 2010

Corren energías raras en la covacha...

*
by Pirinchita 5 Bigotes

Pirinchita cuidando a los peces mientras la Liriete limpia la pecera

*


Desde hace unos días corren energías raras en la covacha.
Varios Gurkis partieron.
Yo no entendía nada, porque la Liriete se acercó a nosotras y nos puso la mano en medio del pecho y dijo algunas cositas.
Después Titita me explicó que esos peces hermanitos habían muerto, que otras veces ha pasado... y que patatín y que patatán... y que patatín era que por eso la Liriete estaba un poco triste y con algunas lágrimas y que patatán era que los que no tienen peces no entienden lo que uno que los considera familia siente cuando parten.

Yo no entiendo muchas cosas... no entiendo mucho esto de la vida y de la muerte, lo estoy aprendiendo ahora... alguna vez me contaron de mis hermanitos gatosos pero yo era muy chica...

Hace poco Marina escribió en su barco una historia tragicómica sobre un pececito. Marina escribe muy bien y nos matamos de risa. Además ella sí entiende que nuestros Gurkis y Chilindrines son también familia.
Después hablamos con la Titi sobre lo que piensa la gente de los peces.
Alguno decía (en los comentarios) que si los peces no tienen nombre no se les da afecto. Nosotras sabemos que la Liriete muchas veces les puso nombres e igualmente muchos partieron. Y que por eso mismo después dejó de ponerles.
Otros dijeron que los peces no son mascotas.
Por eso digo que quien no tiene peces no sabe.

Uno puede hacerse amiga de ellos aunque estén detrás de un vidrio.
Ellos saben bien que los queremos aunque no los nombremos. Si yo apoyo la patita en el vidrio de la pecera ellos se acercan.
Cuando la Liriete apoya la nariz y dice "Hola Gurkis!" ellos se juntan contra su cara... reconocen su voz; y la siguen de un lado a otro de la pecera cuando ella pasa. A ella la siguen, a otras personas no.
No hablan, no hacen ruido, pero se comunican a su manera y cuando uno convive con ellos aprende a conocerlos. Son todos diferentes y todos reaccionan de manera diferente.

Yo solamente puedo decir que en la covacha estamos tristes.
Que la Liriete corrió bastante para salvarlos, cambió el agua varias veces en los últimos 15 días aunque estaba ojerosa y cansada y le dolía mucho la muñeca al cargar los baldes de agua (porque hace un tiempo se cayó). Les compró una nueva maquinita para las burbujas, cambió la luz... nosotras sabemos que más no pudo hacer.
También me dijo Titi que alguna vez pasó la noche entera hablándole a algún enfermito para que se repusiera y lo logró. Esta vez no pudo, por eso estamos tristes.

Ya nos prometió que mañana saldrá a buscar más Gurkis, y no es que sea fácil reemplazarlos, pero nos da mucha tristeza ver la pecera tan vacía y pensamos que lo mejor es salir a buscar nuevos amigos, agrandar la familia.

Y bueno, ahora estoy aprendiendo cómo es esto de la vida y la muerte... y lo que sé es que como nos dijo la Liriete cuando nos tocó el pechito, los que partieron siempre estarán en un rinconcito de nuestros corazones y nunca los olvidaremos.

Les preparé estas fotos para que vean cómo es esa otra parte de la familia que no mostramos tanto. Hay muchos que despedimos y otros siguen con nosotras. Y como verán, cuando se trata de cuidarlos yo no escatimo esfuerzos Miaujijís!

Aquí los Gurkis y Chilindrines





Aquí yo vigilando que los Chilindrines estén bien

*

Pirinchita 5 Bigotes

*


4 comentarios:

ALMA dijo...

Uhhhh cuanto lo siento, amigas bigotitas, que pena me da que ya no esten los peces que supieron hacer las delicias para esos ojos grandes y asombrados que seguramente miraban la pecera.


Que se reponga la Lirete de tanta tristeza y un miau muuy grande de mi Manano


Besotes y buena semana

Pirinchita 5 Bigotes dijo...

ALMA: Fue triste pero nos vamos reponiendo, además quedaron 5 Gurkis y 4 Chilindrines, pero venimos con una mala racha estas últimas semanas... Ya que Manano es negro, no nos lo prestarías a ver si cambiamos la mala onda miaujijí!
A la Liriete la hice renegar tanto que ahora anda con el ceño fruncido... es que los grises somos así.
Un mimo a vos y otro al guapo Manano

dondelohabredejado dijo...

Pirinchita, yo también estoy muy triste.
Lo de la vida y la muerte lo vengo aprendiendo desde chica, tuve un montón e lecciones, pero todavía sigo aprendiendo...
Muy hermosas las fotos, y qué lindo ver cómo cuidás a tus hermanits acuáticos.
Sí, escribí una anécdota cómica sobre una história tristísima.
A mí me sirve reírme para apagar las tristezas, y queda claro que lo cómico no fue la muerte de esos dos pececitos, sino todo lo que sucedió alrededor.
No hay que sentirse mal por lo que otra gente comente.
Todos somos distintos, todos tenemos nuestros gustos y nuestras sensibilidades.
Y claro que sólo los que tenemos la gran felicidad de poder sentir nuestras mascotas como familia, podemos entender y compartir ciertas cosas. Pero somos muchos los que sentimos así, por suerte.
Un abrazo a todos en la Covacha, con toda mi alma ♥

Pirinchita 5 Bigotes dijo...

MARINA: Y bueno, yo también ahora me doy cuenta de muchas cosas... de mis hermanitos solamente estoy viva yo, y la Liriete me dijo que porque soy una gatita gris insistidora y luchadora... hace poco murieron otros hermanitos en las garras de un perrito juguetón, y quién se salvó? Pulgui, otro grisesito luchador.
Te entendemos porque en la covacha también muchas veces que estamos tristes nos hacemos las cómicas.
Y sí, mucha gente dice pavadas... y el que no sabe... pero como por la covacha la sensibilidad escasea...
Por suerte pronto sumaremos pececitos a nuestra familia.
Un mimo y saluditos a los gatosos acalorados ♥