martes, 29 de junio de 2010

Soledad...

*

Liliana Felipe - Con de por soledad






Cada uno que busque su soledad,
cada uno que encuentre a su soledad
Yo no sé cuanto calza mi soledad
Sé que ahora me aprieta el pecho, ayyy Soledad.
Como sea que sea vos soledad,
abandono tristeza o terquedad.
Lápices de colores, ron, esta ciudad
Un amigo que no volverá jamás... Soledad
*
Alguien llama al teléfono (alguien debe atender),
sin contesta (alguien debe escuchar)
Yo me arrugo por dentro y de soledad
Abro bien la ventana de par en par
Entra toda toda conmigo si quieres y ven soledad
Me costó comprenderte oh soledad
Me asusté cuando dije tu nombre... Soledad
Pensarte era un vacío para llenar
con palabras de mi para vos, sin soledad
*
Cada uno que ame, a su soledad.
Cada uno que se deje amar por la soledad.
Cada uno que duerma esta noche con la soledad.
yo me duermo sin sueño ni abrigo por vos soledad
Yo no sé que decirles de mi soledad
Sólo sé que apapacha mi boca y me pone a cantar.
Liliana Felipe



*
Lirium*
*

3 comentarios:

T.M. dijo...

Ah no,no sé que le ha pasado pero me parece que Junín la vuelve muy nostálgica.Vamos a respirar profundo y encontrar nuevos caminos.-
Que si recorre los viejos sea con alegría, tome un poquito de aire marino que volverá a su lugar de siempre donde debe desarrollar su vida y seguir pensando con energía en historias nuevas. No deje pasar el tiempo. La vida es corta Niña.Comience a organizarse y vuelva a soñar que todas queremos a Lilia, sin dolor de cabeza con sus expresivos mandalas y con sus gatas a cuestas.

La condesa sangrienta dijo...

Parece que la soledad anda rondando por algunos blogs.
Y está bien escribirla para conjurarla, asumirla o enfrentarla mirándola a los ojos, pero no instalarse en ella dolorosamente.
Un beso doña!

De Lirium soy dijo...

T.M.: Pasan tantas cosas, pero lo bueno es que pasan justamente.
Junín siempre agrega una gotita más, y si eso sumamos algún chaparrón más, ufff... la cabeza se parte, eso es lo que sentí.
Por suerte hoy mucho mejor... por suerte y por las dos cuidadoras de lujo.
Quizás muchos no entiendan cuando hablo en plural respecto a la covacha, sé que vos sí, es que sin ellas sinceramente este espacio hubiera desaparecido hace rato.
Un abrazo fuerte y a no preocuparse que estoy bien.

CONDESA: Justamente lo diferente es que esta vez la soledad pesa, siempre la disfruté y mucho, y sé que de a poquito de alguna manera comienzo a disfrutarla. Es verdad, anda rondando en muchos blogs por lo visto.
Un abrazo.