lunes, 26 de julio de 2010

Evita...

*

Hoy se cumple un nuevo aniversario del fallecimiento de
María Eva Duarte de Perón (Link a wiki)

Juninense yo... juninense ella?
Como sucede con los mitos argentinos hay datos que no se saben...
Podría hablar de mis recuerdos...
Nací y viví casi 40 años en un Junín poco orgulloso de la mujer más importante de nuestro país...
Caminé infinidad de veces sus calles... mi casa natal está a una cuadra de la escribanía donde se casó con Perón... a tres cuadras de su escuela... he comprado muchas veces lana a quien fue su maestra Palmira... viví siempre a tres o cuatro cuadras de la casa donde ella vivió...
...De un amigo de la infancia, Héctor Daniel Vargas (periodista), que junto al historiador Roberto Dimarco ha publicado investigaciones y detalles sobre la vida de Evita (el 17 de octubre del `45 estaba en Junín, habría viajado esa tarde a Buenos Aires y luego a los pocos días volvió a casarse en la escribanía Ordiales)...
Podría agregar fotografías de "sus" lugares, de esos que figuran en la Wiki y en tantos sitios... en algún momento las agregaré a la covacha con tantas que tengo de Junín...
Podría hablar de mis recuerdos, de verdades y mentiras, de habladurías pueblerinas...
Amada y odiada, como casi todos los grandes...
Podría seguir sumando recuerdos... ahondando... pero por aquí escasea el talento para escribir (entre tantos otros), por eso elijo este poema de María Elena Walsh como homenaje...

Páginas de "Eva Perón - Mi mensaje" (1994)
Incluye el texto de Eva y diferentes homenajes.
De allí extraje la poesía de María Elena Walsh

*
EVA

I

Calle Florida, túnel de flores podridas.
Y el pobrerío se quedó sin madre
llorando entre faroles sin crespones.
Llorando en cueros, para siempre, solos.
Sombríos machos de corbata negra
sufrían rencorosos por decreto
y el órgano por Radio del Estado
hizo durar a Dios un mes o dos.
Buenos Aires de niebla y de silencio.
El Barrio Norte tras las celosías
encargaba a París rayos de sol.
La cola interminable para verla
y los que maldecían por si acaso
no vayan esos cabecitas negras
a bienaventurar a una cualquiera.

Flores podridas para Cleopatra.
Y los grasitas con el corazón rajado,
rajado en serio. Huérfanos. Silencio.
Calles de invierno donde nadie pregona
El Líder, Democracia, La Razón.
Y Antonio Tormo calla "amémonos".
Un vendaval de luto obligatorio.
Escarapelas con coágulos negros.
El siglo nunca vio muerte más muerte.
Pobrecitos rubíes, esmeraldas,
visones ofrendados por el pueblo,
sandalias de oro, sedas virreinales,
vacías, arrumbadas en la noche.
Y el odio entre paréntesis, rumiando
venganza en sótanos y con picana.

Y el amor y el dolor que eran de veras
gimiendo en el cordón de la vereda.
Lágrimas enjuagadas con harapos,
Madrecita de los Desamparados.
Silencio, que hasta el tango se murió.
Orden de arriba y lágrimas de abajo.
En plena juventud. No somos nada.
No somos nada más que un gran castigo.
Se pintó la República de negro
mientras te maquillaban y enlodaban.
En los altares populares, santa.
Hiena de hielo para los gorilas
pero eso sí, solísima en la muerte.
Y el pueblo que lloraba para siempre
sin prever tu atroz peregrinaje.
Con mis ojos la vi, no me vendieron
esta leyenda, ni me la robaron.

Días de julio del 52
¿Qué importa dónde estaba yo?

II

No descanses en paz, alza los brazos,
no para el día del renunciamiento
sino para juntarte a las mujeres
con tu bandera redentora
lavada en pólvora, resucitando.


No sé quién fuiste, pero te jugaste.
Torciste el Riachuelo a Plaza de Mayo,
metiste a las mujeres en la historia
de prepo, arrebatando los micrófonos,
repartiendo venganzas y limosnas.
Bruta como un diamante en un chiquero
¿Quién va a tirarte la última piedra?

Quizás un día nos juntemos
para invocar tu insólito coraje.
Todas, las contreras, las idólatras,
las madres incesantes, las rameras,
las que te amaron, las que te maldijeron,
las que obedientes tiran hijos
a la basura de la guerra, todas
las que ahora en el mundo fraternizan
sublevándose contra la aniquilación.
Cuando los buitres te dejen tranquila
y huyas de las estampas y el ultraje
empezaremos a saber quién fuiste.
Con látigo y sumisa, pasiva y compasiva,
única reina que tuvimos, loca
que arrebató el poder a los soldados.
Cuando juntas las reas y las monjas
y las violadas en los teleteatros
y las que callan pero no consienten
arrebatemos la liberación
para no naufragar en espejitos
ni bañarnos para los ejecutivos.
Cuando hagamos escándalo y justicia
el tiempo habrá pasado en limpio
tu prepotencia y tu martirio, hermana.
Tener agallas, como vos tuviste,
fanática, leal, desenfrenada
en el candor de la beneficencia
pero la única que se dio el lujo
de coronarse por los sumergidos.
Agallas para hacer de nuevo el mundo.
Tener agallas para gritar basta
aunque nos amordacen con cañones.

María Elena Walsh
*

Dejo también este link
A LA CUEVA DE NUESTRA AMIGA SUSANA,
al post dedicado a Eva

AGREGADITO: recién pasé por el blog CANDOR POLÍTICO
de nuestra amiga Doña Cando y me gustó mucho su post
me permito recomendarlo... llegarán a su homenaje
"RECORDÁNDOLA" x AQUÍ

Lirium*
*

10 comentarios:

SUSANA dijo...

Querida Tocaya...me diste vuelta el corazón, Muchas Gracias!!!!

Venía leyendo muy entretenida y recordando detalles de Eva junto a Vos, cuando de repente me encontré con el link al final! Enorme sorpresa!

La verdad Amiga, hemos compartido juntas muchas Damas de la Historia, pero algunas -como Eva- son especiales. Y especiales son los recuerdos que mucho más de una vez se entrelazan con nuestras historias personales, como en este caso.

Y te cuento. Apenas unos días antes de abrir La Cueva, perdí a mi mejor Amiga. De hecho, mi primer post fue una despedida para ella. Éramos distintas como el día y la noche, y solíamos jugar (grandotassss y tontas)con nuestros conocimientos.
Silvia era ingeniera en petróleo y adoraba la política. Yo la bauticé muy temprano como "Eva" porque tenía un perfil muy similar. Y ella decía que yo era Victoria Ocampo.
Asumíamos nuestros personajes y nos divertíamos como locas, eran buenos tiempos y las carcajadas abundaban.

El punto mi Tocaya, es que Eva fue y será para mí doblemente significativa. Y espero, que en algún lugar, se encontraran finalmente con mi Silvia.

Besazo Tocaya, me voy o te dejo inundado el blog. Otro GRACIAS ENORME!

Alelí dijo...

Li, que lindo homenaje...a esta mujer con todas las letras que eriza los pelos de cualquiera con su historia, sus haceres, sus palabras, su amor y su potencia sin comparación. Sin ser peronista, sin bandera portar no dejo de agradecer a la historia que le haya hecho lugar a alguien como ella.

Enfrentó (evita) lo incuestionable.

Por muchas más como ella!

Y María Elena una diosa, no conocía su lado poeta, sorprendente.

La candorosa dijo...

Una mujer que puso cuerpo y alma por una causa. Que hizo carne su pensamiento y sentimiento.

Única!

Hermoso recuerdo y homenaje el de este post!!

Abrazosssssssss!!!

De Lirium soy dijo...

SUSANA: Hola. Una alegría tenerte por aquí, señal de que estás pronta a volver al ruedo.
Hermoso lo que contás de tu querida Silvia. Gracias por dejar esos recuerdos imborrables aquí.
Quise ver tus primeros posts pero no hay acceso, miré algo por el reader. Tampoco sé desde cuando te visito (me acuerdo que llegué en mis primeros tiempos desde lo de la Condesa). Pero gracias en serio por dejar tu huella aquí hoy.
Mágico esto de los blogs. Ayer me acordé de Sil, de Uruguay, la de la hermosa sonrisa, quien no sigue hace rato con su blog y le dejé un mensajito en su última entrada, y justamente te iba a enviar un mail para ver si tenés noticias de ella. Así que si sabés algo...
Un abrazo... y por lo que pispeé la cueva anda renovándose para el regreso.

ALELÍ: Imposible mantenerse indiferente ante Eva.
Siento que es mucho lo que nos dejó, pero si tengo que ser sincera pienso que nos dejó mucho de lo bueno y también de lo malo y no sé si querría que hubiera muchas como ella... no puedo mentir y no sé de diplomacias precisamente.
Pero cierto es que merece todos los homenajes que se le brindan, vengan del lado que vengan.
Eso siento.

No conozco tanto la poesía de María Elena Walsh. Esta me "pegó" desde la primera vez que la leí, por eso la elegí. Tiene muy buenas letras.. poéticas para canciones, las archiconocidas para niños y también las de adultos que son para mí excelentes.
Un abrazo.

CANDOROSA: Como dije en su Candor Político me gustó su post, y ya mismo agrego el link aquí.
Pensamos diferente, pero lo bueno es que no estamos en la vereda de enfrente y en muchos temas coincidimos... y lo bueno es que a usted le gustó lo mío y a mí lo suyo, no?
Un abrazo.

Sol dijo...

Hola! Gracias por pasar por mi rincón. Veo que estamos las dos de fiesta, yo por el Perú y tú recordando a Evita. Pues felicidades!

Me encantan las fotos de tus gatas, preciosas!
Vuelvo por aquí, que me han gustado los colores y tu corazón artista.

Saludos.

De Lirium soy dijo...

SOL: Bienvenida a la covacha!
Tigrita y Pirinchita son compañeras inseparables.
Gracias por tus palabras.
Y felices Fiestas Patrias... Viva Perú! La independencia de Latinoamérica siempre es motivo de festejo.
Un beso.

Ejco dijo...

Un hermoso homenaje.

De Lirium soy dijo...

EJCO: Gracias, una mujer importante, amada y odiada, pero indiferente para nadie.

ALMA dijo...

Amada y odiada, también y no podía ser menos, se dice que nació en Junín o en Los Toldos. En ambos casos existen documentaciones que unos dicen de la otra como apócrifas, en fin, como toldense, digo que existe una casa donde se dice vivió.
Mi padre fue compañero de escuela de su hermana Elisa y mi madre le compraba en la plaza de Los Toldos, barriletes a Juancito, su hermano.

Un día, mate de por medio, discutimos el tema, te parece??


Besotes y buena semana

De Lirium soy dijo...

ALMA: A pesar de su corta vida su paso no fue indiferente.
Todos tienen documentaciones de dónde nació, sabremos ciertamente alguna vez? Como sucede con los mitos nunca se conoce toda la verdad.
En las dos ciudades existe la casa donde vivió en diferentes épocas.
No sabía que eras de Los Toldos. Paso siempre cuando viajo a Junín y alguna vez he asistido a ceremonias mapuches (en el ´92, por los 500 años).
Un abrazo.