sábado, 11 de junio de 2011

"y qué es lo que vas a decir"

*
Apariencias... equilibrio... simetría... armonía... colores...

"voy a decir solamente algo"


Mandala  (25x40) 18/3/2011 - Lirium*

Y de pronto algo comienza a deformarse, a distorsionarse... desequilibrio...

"y qué es lo que vas a hacer"



Comienza a tambalear todo... hacia un lado o hacia el otro... nunca más logra centrarse

"voy a ocultarme en el lenguaje"


Y todos los colores, por brillantes que se vean, se tornan grises...

"y por qué"


"tengo miedo"
*

Miedo a la locura...

Mal de Alzheimer, o "el alemán"... es lo más normal llamar así a una enfermedad de mierda...

¿Es el miedo a la locura lo que hace que no llamemos locura a la locura?, que no digamos loco al loco o loca a la loca que lo padece? Demencia senil... ¿no llamamos acaso locos a los dementes?

Miedo a la locura...
Hace dos o tres años mi terapeuta (saltando de una pregunta a otra, como siempre) me preguntó si le tenía miedo a la locura. Me sorprendió la pregunta, pero con seguridad le respondí con un "No, nunca le tuve miedo a la locura".

Miedo a la locura...

El jueves, luego de hablar con mi hermano, me acordé de algunas escenas de una obra de teatro que ví hace años con mi vieji: "Mary Barnes" (un caso de esquizofrenia), de David Edgar, dirigida por Agustín Alezzo y Hedy Crilla, protagonizada por Alicia Bruzzo, fue en 1982 en el Teatro Bambalinas.
Vaya a saber adónde está el programa de la obra, cuando lo encuentre lo escanearé. Busqué en la web fotos pero no encontré.

Escenas que en ese momento nos impactaron mucho a las dos, a mi madre y a mí.
Hoy la conducta de mi madre se parece mucho a esas escenas.

Miedo a la locura...

Hoy me pregunto si le tengo miedo a la locura...
A la propia no... a la de mis seres queridos, a la de mi madre, sí.
Quizás por egoísmo, porque a lo que temo es a mi propio dolor, al sufrimiento de mi viejo, de mi hermano, de mis sobrinos...
Porque quizás la próxima vez que la vea no me va a reconocer...
Porque la última vez que la ví sentí en muchos momentos que ya no tenía mamá.
Porque nunca me banqué la incertidumbre, tal vez por ser insegura. Y desde hace un tiempo no sé qué me va a contestar del otro lado del teléfono, porque muchas veces no sé con quién estoy hablando, sé que quien habla no es ella, es su locura... sí, locura... por qué tenerle miedo a esa palabra? "al pan pan y al Alzheimer, locura".
Y cada vez que viajo a Junín no sé quién me va a recibir. Contenta por mi llegada mi mamá me recibe sonriente y a los diez minutos comienza el vaivén interminable, sentir constantemente que está tan lejos y tan cerca.
Y me gustaría poder "ocultarme en el lenguaje"... en las líneas, en los garabatos, en los colores, pero no tengo talento... Y por otro lado, la contradicción de querer poder enfrentar lo que sucede.
Y me gustaría saber qué va a pasar mañana, pero la locura avanza a pasos agigantados y hasta lo inesperado llega antes de lo previsto... Es así, quien lo ha vivido sabe que es así.
Y me gustaría saber que tengo herramientas para lo que se viene...

Mi mamá ya no es mi mamá y desde hace un tiempo siento que estoy transitando un duelo que me produce más dolor que cualquier muerte imaginable.

 Es lo que hay...

Lirium*
*
COLD IN HAND BLUES - El infierno musical - 1971 - ALEJANDRA PIZARNIK
*

12 comentarios:

JODIDOS (la minina y el sietemesino) dijo...

Buena tardes.
Por aquí ando viendo y leyendo tus cositas. Me gusta bastante el blog, así que, si no te importa me hago seguidor tuyo.
Este es, por si te apetece hacer una visita, el mío:

http://hayquejodersepuntocom.blogspot.com/

Un saludo y muy buen fin de semana.

mef dijo...

Te puedo decir que yo pasé lo mismo con mi mamá.
Me llevó muchos años aceptarlo.
Solamente me queda claro que, como en otros eventos que a veces te trae la vida en este planeta, hay que rescatar los momentos, los positivos, los emocionantes, los esenciales. Ir viviendo.
Te mando beso.

La condesa sangrienta dijo...

Cuando me quedo sin palabras, Alejandra siempre dice mejor por mí:
Yo relato mi víspera. ¿Y qué puedes tú? sales de tu guarida y no entiendes. Vuelves a ella y ya no importa entender o no. Vuelves a salir y no entiendes. No hay por donde respirar y tú hablas del soplo de los dioses.
Extracción de la piedra de la locura. Alejandra Pizarnik

Un beso grande

Lirium* dijo...

JODIDOS: Gracias por pasar.
En algún momento te visitaré.

MEF: Muchísimas gracias por tus palabras. Y sì, de eso se trata, de aferrarse a lo lindo y disfrutarlo.
Me divierten muchos tus ocurrencias en Gatos sin guantes :) (te sigo x el reader).
Gracias nuevamente y buen finde.

CONDESA: Alejandra, siempre Alejandra...
Nada como las palabras de ella para transmitir tanto.
Nada como su silencio, Condesa, para transmitir mucho màs.
Gracias. Muchas.
La quiero y mucho. Un beso.

ATREYU dijo...

Qué mala onda lo de tu mamá. Te deseo que puedas pasar por todas esas situaciones con ella lo mejor que puedas. ¡Ánimo!

Lola dijo...

Vivi el alzheimer en mi madre a la que perdí hace más años que la muerte me la arrebatara, sufri mucho al verla olvidarse de todo lo que la rodeaba, pero me sirvió de mucho utilizar lo que ella recordaba para poder charlar en esos momentos que su memoria surgía aunque distorsionada y podía llegar a ser cualquier persona para ella menos su hija. Pero esos ratitos me ayudaron a sentirla cerca de una u otra forma, porque sus ojos me miraban aun no conociendome... Besitossssssssss

Lirium* dijo...

ATREYU: Gracias. Sin saberlo uno va encontrando herramientas que no sabe que tiene... no queda otra, no=?
Un beso y gracias por todas las pelis de tu blog.

LOLA: Lamento lo tuyo, querida.
Tal cual, es ir perdiéndola y para siempre. Lo difícil para mí es que además estoy lejos, es más factible que sea la primera que deje de reconocer. Y lo difícil para mi familia es estar junto a ella. Todo es duro con esta enfermedad.
Un fuerte abrazo y muchas gracias.

Lirium* dijo...

GRACIAS gente linda por acercarse y comentar.
Sé que no es nada fácil, y sin embargo, acá están.
Tan difícil como escribir este post que nunca hubiera querido, tan difícil como responderles tratando de no llorar por muchas emociones encontradas.
GRACIAS.

ALMA dijo...

Estoy junto a vos!!!!

Con la intención de ayudarte te cuento mi experiencia con mi madre en sus últimos días, donde a pesar de no padecer "al alemán", no me conocía en muchos momentos, me escupió en la cara, me hechó de su lado, otros días me veía como una nena de jardín a quien la invitó a vivir con ella, con la condición que no vaya a llorar y me iba a cocinar sopa . . . . te cuento esto y se me llenan los ojos de lágrimas, creeme que es verdad.
En su último instante de vida, me preguntó quien estaba con ella, al escuchar mi voz se relajó y se me fué, sabiendo que yo la acompañaba.

Disculpame, que te cuento todo esto llena de angustia, pero solo trato de ayudarte

De ella además de su recuerdo, me quedó el gato, mi Manano


Un abrazo muy fuerte.

La Gata Coqueta dijo...


Que he regresado es evidente, y que traigo el baúl cargado de ilusiones para unos cuantos días también es un pensamiento acertado...

Pero siempre se queda otro deseo en espera, y es la tentación de pasar por este espacio para satisfacerme de las letras y su contenido, siendo dejadas como aportación de ideas y creando un puente de amistad entre los amig@s, permitiendo pleno derecho a los sentimientos...

Y eso me estaba esperando cada día recordándome que el tiempo es la madre del olvido, pero en esta ocasión se equivocaba, se equivocaba...

Brindo por estar un día más a tu lado!!

María del Carmen

VACACIONES EN ROMA dijo...

Yo podrìa decirte muchas cosas que no sè si te pueden servir...quizàs sì o tal vez no, pero prefiero la privacidad de un email, cada persona es especial y este tipo de cosas no son fàciles de asumir, todos podemos darte nuestro punto de vista, pero el dolor es solo tuyo y como sè de que hablas puedo ponerme en tu lugar, creo que la tarea màs dificil es posicionarse en el lugar del otro.

Lirium, siempre para los grandes dolores y pèrdidas progresivas o intempestivas estàn los amigos, uno debe tomar esa mano que se brinda, la ùnica que puede salvarnos en momentos donde pinta la desolaciòn.

Un beso, te voy a escribir, me gustarìa poder ayudarte aunque sea a minimizar tu dolor haciendote compania en la distancia.

Un gran abrazo.

Lirium* dijo...

ALMA: Querida amiga: cómo no angustiarte con lo que contás, cómo no llorar al leerte.
No sabía que el guapo y negrote Manano era de tu mami. Lolita la gati de mi mamá seguramente quedará con mi padre y hermano cuando a ella la internen, no creo que me la dejen traer a la covacha.
Un abrazo fuerte.
Gracias, muchísimas gracias.

GATA COQUETA: Gracias por pasar dejando siempre tus huellitas.
Un beso.

VACACIONES EN ROMA: Gracias, muchísimas gracias por todo.
Y sí, en mi caso, lejos de la familia (mis primas son también amigas) y de mis amigos de siempre están los amigos de aquí, la mayoría del laburo, que por suerte me contienen y mucho.
Un fuerte abrazo y qué lindo que hayas vuelto a la blogósfera, un gran alegrón para mí, lo sabés.