jueves, 17 de enero de 2008

Siempre hay una primera vez...

Hace dos noches, cuando decidí comenzar con este blog, había salido a caminar por la costa. El clima estaba fresco, entonces entre a un paseo-shopping para distraerme mirando libros.
En un puesto de una señora japonesa compré una cajita de sahumerios y unos paquetitos de té concentrado, que elegí por los colores porque no entendí las explicaciones de la vendedora.
Llegué al stand de libros y terminé comprando una edición pequeñísima de "La Dama de las Camelias".
Confieso que nunca la leí, he visto innumerables versiones de "La Traviata" en teatro o fílmicas, he escuchado la ópera también muchas veces y en muchas versiones (mi preferida es una de la Callas del '58), tengo en video el ballet "Margarita y Armando" hecho especialmente para Nureyev-Fonteyn, pero el libro no lo he leído (tampoco sé si podré por que la letra es pequeñísima).
Llegué a casa con cierta inquietud, puse todo sobre la mesa, encendí un sahumerio coquetón y me dije hoy comienzo este camino, y soplé las dudas. Se acercó la gati a compartir el momento, a curiosear como siempre.
Me preparé el té, estrené el jarrito que me regaló una Papá Noela amiga-hermana: ¿ves María Violeta que es azul no violeta?, pero es hermoso... y como verás conseguí los sahumerios conito de hace años, pero esos espiralitos de sahumerio que también me regalaste todavía no los estrené.
Encendí una vela lila y me dije es ahora o nunca. Y así comencé. Por eso estoy aquí. Y no sé, quise compartir ese momento con ustedes, que vaya uno a saber qué estarán pensando, no?...
Como verán, mi inseparable compañera no se acercó para compartir nada, sus intenciones eran muy otras: llevarse una ramita amarilla que estaba en la cajita.
Ah!, la presento: Tigri o Tigrita (qué nombre original, no?)... Titi para ustedes que ya son un poco amigos... y detrás la pecera, con los siete Gurkis que obviamente ella adoooraaaa...

2 comentarios:

La condesa sangrienta dijo...

Pucha che! mi primera vez no fue con sahumerios...!

De Lirium soy dijo...

Ay CONDESA! Ud. y sus perspicacias
No todos mis "debutes" fueron sahumeriados...
Pregunto: y su última vez, tampoco?... y yo que le pensaba regalar un "reina de las noches" já!